Tarde



Hace minutos llegue, es tarde, debo dormir.

No tengo la voluntad, es algo que necesito. 

Desearía continuar despierto, no dormiría más.

No cerrar los ojos. 

No soportar los últimos mortíferos pensamientos.

Conciliar el sueño es una sentencia leída.

Volver a ver esa figura, la condena.

La muerte, la pena de no recordarlo al otro día.



2 comentarios :

  1. Mucho misterio, como para dejar jugar la imaginación...
    Interesante todo el blog.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu anotación, me alegra que te haya resultado interesante. Saludos.

    ResponderEliminar

#ComentarEsParticipar