Su inspiración




Con sus ojos cerrados
buscaba versos para componer,
sin rumbo caminaba
esperando esas palabras encontrar.

Pero no.

No pudo ser.

Debió resignarse que sin ella no iba poder,
supo entonces que su inspiración le era una condena.

No sólo que esa noche no regreso a su cueva,
sino que a pesar de que salieron a buscarlo
por el camino sólo encontraron
su anotador en blanco
y rotas las cadenas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

#ComentarEsParticipar